NACIMIENTOS


Dar la bienvenida a un recién nacido con flores es una forma magnífica de recordar a los padres que su alegría es compartida. Los nacimientos son motivo de celebración en todo el mundo y las flores son una forma magnífica de dar la enhorabuena a la mamá y al papá. Un ramo de rosas, gerberas o alstroemerias frescas justo después del nacimiento transmite un mensaje tierno y sentido para celebrar la nueva vida con colores alegres y fragancias exquisitas. Envía un regalo que encantará a las mamas y los papás por la celebración de la llegada al mundo de su bebé y que, además, alegrará la habitación del recién nacido.