LAVANDA M14


La lavanda es una de las plantas aromáticas por excelencia, perfecta para tener en casa La lavanda es una planta arbustiva silvestre de carácter rústico que no requiere de muchos cuidados para florecer en los meses de verano. Es una planta capaz incluso de crecer en terrenos rocosos y a pleno sol. La lavanda es un planta perenne. Puede alcanzar el metro y medio de altura. La lavanda es una planta perfecta para utilizar en cierres y borduras. Cuidado y recomendaciones para la planta de Lavanda Luz: Necesita de un gran sol y crece mucho mejor con una abundante luz. Temperatura: Aunque aguanta las heladas esta planta prefiere temperaturas cálidas. Riego: Mantener el sustrato ligeramente húmedo. No excederse para evitar pudriciones. Suelo: Usar sustrato universal o uno también específico para plantas aromáticas. Abonado: Usar un abono líquido o granulado universal o específico para plantas aromáticas. Poda: Eliminar los restos de flores y hojas una vez vayan amarilleándose y secándose. Para mantener su forma redondeada realizar una poda anual. Para compras online: * Tenga en cuenta que este artículo es un ser vivo, por tanto las imágenes que visualiza representan al artículo pero no son exactamente a la que recibirá.


3.90